1.Exfoliante labial casero

Ingredientes:

  • Aceite de arroz (75 gr)
  • Azúcar caster (250 gr)
  • manteca de karité refinada (50 gr)
  • vitamina E (1 gr)
  • colorante para labios
  • esencia balm
  • tarro transparente

Debe ser azúcar caster porque sus partículas no son ni muy gruesas ni muy finas.

No irrita los labios gracias a su tamaño y además ayuda a que la piel se regenere dejándola más saludable y nutrida.

El aceite de arroz tiene unas muy buenas propiedades, es un gran antioxidante y así evitar que se enrancie.

La manteca de karité no tiene olor ni sabor pero nutre regenera e hidrata es un producto de muy alta calidad.

Esos son los ingredientes básicos, pero para darle aroma y color necesitamos colorante concentrado hidrosoluble y una esencia balm.

Ahora veamos el paso a paso para hacer el exfoliante labial:

Puedes tenerlo con tan solo 5 pasos con las cantidades que puse arriba saldrán unos 19 tarritos de 20 ml.

  1. Pesamos 50 gramos de manteca de karité refinada, añadimos a continuación 75 ml de aceite de arroz y calentamos al baño maría hasta que la manteca se funda bien.
  2. Cogemos otro recipiente y dispersamos el colorante añadimos unas  gotas de aceite de arroz y un poquito de colorante y mezclamos bien hasta que quede totalmente disperso.
  3. Añadimos azúcar caster lentamente a la mezcla de aceite y manteca debemos mezclar bien para conseguir que el azúcar se integre completamente.
  4. A continuación  añadimos la vitamina E para evitar que se enrancie, unas gotas de esencia balm y el colorante. Ahora hay que mezclar todos los ingredientes  muy bien para que queden  todos completamente mezclados.
  5. Después envasamos el exfoliante y podemos decorar a nuestro gusto nuestro tarrito con pegatinas.

Lo más importante como hemos podido apreciar es la mezcla  ya que si uno de los ingredientes no se incorporaron bien el resultado será poco satisfactorio, si no conseguimos mezclarlo bien con utensilios podemos utilizar las manos.

2. Receta de exfoliante labial casero

Ingredientes:

  • Azúcar caster (15gr)
  • Aceite de coco (20gr)
  • Vitamina E
  • Aceite de jojoba (40gr)
  • Esencia balm
  • Stick labial
  • Cera alba (15gr)

El aceite de coco tiene propiedades exfoliantes y nutritivas y el aceite de jojoba contiene propiedades hidratantes y la cera alba aporta consistencia para poder aplicarla mejor.

La vitamina E ya hemos dicho que hace  que los aceites no se enrancien, se conserva mejor y por mucho más tiempo.

El paso a paso es el siguiente:

  1. empezamos pesando la cera alba, el aceite de jojoba y el de coco a continuación los calentamos al baño maría hasta que queden totalmente fundidos.
  2. Añadimos el azúcar caster y lo mezclamos de nuevo.
  3. Aplicamos la esencia balm y la vitamina E que nos aportará la consistencia necesaria para su posterior aplicación. Si queremos también que nuestro exfoliante tenga un toque de color es imprescindible añadir el colorante que más nos guste.
  4. El último paso es como en el anterior caso, mezclar bien y envasarlos en nuestros tarritos. Debemos esperar a que se enfríen completamente para que cojan la dureza necesaria y...¡ya está así de fácil!