Empecemos por lo principal vamos a hablar de porqué debemos usar exfoliante labial y aclararemos sus beneficios para tener unos labios perfectos y bien hidratados.

La exfoliación

Todos sabemos que los labios se estropean con los cambios de temperatura y por diversos sectores y hacen que nos salgan esas incómodas grietas y pellejitos tan desagradables.

Si aplicamos una buena exfoliación en nuestro rostro y cuerpo porque no hacerlo en los labios... con la exfoliación o peeling eliminamos las pieles muertas.

Ahora bien no se puede exfoliar siempre que se quiera, una exfoliación excesiva puede dañar nuestros labios, lo ideal es una vez en semana ya que la piel de esa zona es más frágil además empezaremos a notar la diferencia a medida que lo hagamos como rutina.

Beneficios del exfoliante labial:

1.Elimina las células muertas: el peeling se encarga de acabar con la parte superior de nuestra piel que se llena de residuos y células muertas.

2. Reduce manchas: ayuda a reducir las diferentes tonalidades de algunas partes del labio.

3. Reduce las imperfecciones:  la textura de cada labio es diferente  por lo tanto con la exfoliación hará que se vean perfectos.

4. Suaves y lisos: al acabar con la primera capa da lugar a una piel totalmente nueva y sana perfecta para hidratarla.

5. Hidratación: el primer paso es la exfoliación con lo cual el segundo es una perfecta hidratación ya que el uno sin el otro no tendrá óptimos resultados.

Pasos para una buena exfoliación

  1. Si lo que queremos conseguir son unos labios carnosos suaves y lisos debemos exfoliar una vez en semana nuestros labios.
  2. El objetivo de la exfoliación es eliminar todas las impurezas para evitar la aparición de grietas, heridas y sequedad.
  3. Podemos optar por comprar productos específicos para labios o hacerlos en casa.
  4. El azúcar es el exfoliante más natural, se puede combinar con la miel ya que contiene propiedades terapéuticas para nuestros labios. También puedes hacer la mezcla con azúcar y aceite de coco o aceite de oliva.
  5. El café molido es perfecto como exfoliante gracias a su grano fino. Se puede mezclar con aceite de oliva, enseguida notaréis los labios hidratados en muy poco tiempo.
  6. Lo que no nos puede faltar a la hora de hacernos una buena exfoliación  es  el cepillo de dientes, el ideal es el de cerdas suaves para no dañar nuestros labios yb a la vez arrastramos esos pellejitos sobrantes.
  7. Para finalizar después de la exfoliación  hay que hidratarlos cuidadosamente ya que aunque sea el último paso no es el menos importante. Aplicaremos bálsamos labiales hidratantes o reparadores.

Con todos estos pasos conseguiremos unos labios cuidados, hidratados, bien nutridos y suaves. Si conseguimos añadir esta rutina más a nuestro día a día junto con nuestra rutina de limpieza de cara o cuerpo conseguiremos unos resultados estupendos para estar siempre perfectas.

En el siguiente post os hablaré de los más recomendados con un listado y os dejaré también una receta casera de exfoliante labial para las que prefieran hacerlo en casa.